Origen de un país de contrastes

México hoy en día es la decimoquinta economía del mundo y destaca por sus amplios recursos naturales y por tener la generación mejor educada en su historia. No obstante, de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) existen 53.3 millones de pobres (43.6% de la población), además de que 850,000 hogares (30% del total) tienen dificultades para satisfacer sus necesidades alimentarias básicas; hoy lo único que podemos ofrecerle a los más jóvenes es un nivel de vida peor al que tuvieron sus padres y abuelos.

38.5% de los mexicanos que trabajan tienen ingresos laborales por debajo del valor de la canasta alimentaria.

Ganadores en grande

Los gobiernos, sin importar el partido en el poder, han invertido grandes cantidades dinero en “abatir” la pobreza con resultados incipientes pero importantes ganadores. ¿Quiénes son los beneficiarios.

México ocupa la posición 127 de 137 países en desvío de recursos y el lugar 113 de 140 países en materia de corrupción.

Fuente: Centro de Estudios Económicos del Sector Privado e Informe Competitividad Global 2018.

Los costos de la pobreza y la desigualdad

La pobreza y la desigualdad no son lo mismo, la primera es la ausencia de bienes básicos, la segunda habla de grandes diferencias salariales y económicas. Para algunos analistas se puede crecer en la desigualdad, para otros resulta indispensable la equidad pues de otra forma se genera violencia y estancamiento económico. En México vivimos ambas situaciones. ¿Cuáles son los daños?

Soluciones ¡ya!

Para acabar con la pobreza, en lugar de tratar de abatirla, hay que crear las condiciones para que haya prosperidad, pues un país puede tener riqueza potencial (petróleo, minerales, agua) y ganadores en la Bolsa de Valores, pero de nada sirve si su población vive sin bienestar. ¿Cómo lograrlo?

Las tres batallas

No hay ningún país con equidad y bienestar que sea fiscalmente anémico y donde perduren actores añejos. Si queremos progresar se requiere enfrentar tres batallas de manera aguerrida: cobrar impuestos, tocar relaciones de poder y democratizar al gabinete.

Noruega invirtió los ingresos petroleros en desarrollo social, educación y energías limpias, México en gasto corriente.

El complejo de pobre

La carencia de bienes y servicios básicos acompasados de dádivas gubernamentales, bajo nivel académico y enriquecimiento de unos cuantos gracias a los privilegios es el caldo de cultivo ideal para la conformación del complejo de pobre. ¿Cuáles son sus características y cómo daña?

Nuestro
equipo

Mariana Chávez
Edición 3.0
Eduardo Campos
Video
Lilia Romero
Diseño
Iván Hernández
Video
Israel Avila
Web
Javier Jalife
Video
Ximena Cueto
Corrección de estilo
Naomi Kaizawa
Foto
Jimena Cárdenas Estandía
Directora General