La industria de los migrantes

A partir de 2014 México comenzó a considerarse un país destino para emigrantes centroamericanos, asiáticos y africanos. En 2014 pidieron refugio 2,137 personas; en 2018 fueron 29,648 y este 2019 se esperan más de 80,000 solicitudes. Fueron las caravanas migrantes las que evidenciaron la indiferencia que mantuvieron autoridades de los países expulsores y receptores, pues esta tragedia humana alimentó a una industria con beneficiarios directos.

Diana, una historia de lucha y esperanza

De acuerdo con la ONU cada día crece el número de mujeres que migran solas y con hijos. Casi 50% de los desplazados son niñas y féminas. En Centroamérica huyen del reclutamiento, las violaciones o el asesinato por parte de pandillas criminales en ascenso y alimentadas por el narcotráfico.

Las mujeres y las niñas representan el 71% de todas las víctimas de trata de seres humanos (ONU).

La ruta centroamericana

Anualmente 500,000 migrantes centroamericanos cruzan México caminando y montados en el tren denominado La Bestia, para trasladarse a Estados Unidos o llegar a centros urbanos como la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey para establecerse y lograr el mexican dream.

México, ¿amigo?

Ante el evidente incremento de migrantes y refugiados, el gobierno señaló que les otorgaría refugio y visas humanitarias. Pero tras la amenaza del presidente estadounidense, Donald Trump, de subir los aranceles si no se frenaba la migración, todo cambió: el país se convirtió en el tan anunciado muro.

34.2% de los refugiados en México ha recibido agresiones verbales y malos tratos de mexicanos (Acnur).

Refugiados y desplazados en México

México se ha distinguido, desde principios del siglo XIX, como un país de puertas abiertas y empático con los extranjeros que huyen de la persecución política, conflictos bélicos o que simplemente buscan una mejor oportunidad de vida para sus familias.

Fuente: Comar, Cepal, entrevistados, Embajada de Colombia y Mónica Toussaint.

¿Qué hacer con los que llegan?

Bajo la emergencia que hoy nos atañe, ¿qué puede hacer el gobierno mexicano para hacerle frente? Expertos consultados responden.

Oportunidad o desastre

De no realizarse una incorporación ordenada, analistas predicen que los migrantes pueden unirse a las filas del comercio informal, y el ambiente de rechazo y xenofobia desata olas de violencia. Pero, esta nueva reconfiguración, también puede ser una oportunidad política, económica y social para México.

De los refugiados, 31% son directivos y profesionistas; 37% técnicos, administrativos y vendedores y 32% trabajadores semi y calificados y agropecuarios (Acnur).

Nuestro
equipo

Mariana Chávez
Edición 3.0
Eduardo Campos
Video
Lilia Romero
Diseño
Iván Hernández
Video
Israel Avila
Web
Javier Jalife
Video
Ximena Cueto
Corrección de estilo
Naomi Kaizawa
Foto y Video
Itziar Carracedo
Directora General